Cobra Kai

Cómo ? Dónde ? Cuándo ?

Que han pasado mas de 30 años, y todavía podemos exprimir la gallina de los huevos de oro. Que quedan muchos fanáticos de los ochenta, sedientos zombies de lo que sea para recordar que una vez fueron niños, tuvieron ilusiones y no fueron aplastados por el café de la mañana, el pago a fin de mes y la desidia de las conversaciones de ascensor. Aún quedan muchos de esos defensores de lo mas rancio de Spielberg de como volar en bicicleta por encima de las nubes. Entre toda esta maraña de sueños que se hacen realidad, estaba Karate Kid, una película de deporte, pero no de los llamados californianos, sino de uno con raíces, basado en la disciplina, el entrenamiento y el equilibrio y no en hacer el loco, epatar y saltar mas alto que nadie.

Daniel san, y el Señor Miyagi nos enseñaron el camino a superar las dificultades y a una panda de “bullies” sin dejar que hasta las artes mas ilegales en el tatami, tendrán su recompensa con una patada en toda la cara.

Han pasado 30 años y Daniel, ahora Mr. Larusso, y su concesionaria de coches de alto estanding no son el pulidor de cera del ayer, y el “malo” ese rubio sin nombre que ataca la pierna  débil en el combate final es ahora todo un “perdedor” con problemas de alcohol , con un hijo que no conoce y perdiendo su trabajo. El único clavo ardiendo que le queda en su horizonte es el Karate y abrir su mal afamado “dojo” Cobra Kai, el mas odiado y temido de los nombres dentro de las escuelas de esa arte marcial. Lawrence este rubio ya ajado es el protagonista número una de esta historia que poco a poco irá encontrando un tono coral en cuanto a protagonistas se refiere.

Una mezcla de comedia, serie adolescente y de constantes güiños a la película te harán ir entrando en la rueda, te negarás a ver la tontería que estás viendo pero caerás en las redes de este truco de capítulos cortos y rápidos como un kata de karate, armonioso sencillo, pero con todo el sentido.

Ya se planea la segunda temporada de este abanico de puntas afiladas que poco a poco despliega su movimiento malicioso hasta zonas mas oscuras, el desengaño, la ausencia parental, además de unos personajes que no dejan de mostrar sus zonas erróneas o su poco conocimiento del mundo real que los propios adolescentes les van enseñando muchas cosas a estos senseis anclados en un pasado mas brillante, pero no mejor.

Tan simplemente maravillosa como una película de los 80, al puro estilo azucarado de una producción de hollywood, pero con mas sal, con toques picantes, con buenos y divertidos homenajes, giros que te harán pensar que la vida de hoy es mucho mas complicada que la de ayer, que ademas de ver el claro y oscuro del ying y el yang, vemos esos puntos oscuros y claros en el interior de las formas. Dentro de lo mas puro, una zona oscuro, y dentro de lo peor, un punto blanco y puro. La materia prima del ser humano, y del dojo Cobra Kai, malo hasta la médula, pero hecho de corazón. Golpear primero, fuerte y sin piedad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s